La varicela en bebés y niños es una enfermedad benigna, pero muy contagiosa. Es una infección del virus zóster de la varicela.

Los síntomas de la varicela, son pequeñas marcas rojas en la piel que se transforman en nódulos y ampollas.

Las ampollas se acaban secando y aparecen las costras.

El síntoma más molesto es el intenso picor.

La enfermedad suele durar una semana.

Las marcas rojas aparecen en la cara, la cabeza y el tronco del cuerpo.

También puede afectar a la boca, los genitales y al interior de los oídos.

Algunos síntomas de la varicela son mal estar general, fiebre, dolor de cabeza, vómitos y pérdida del apetito.

La varicela es una enfermedad benigna en bebés y niños pero en adolescentes, adultos, embarazadas y personas inmunodeprimidas pueden aparecer complicaciones.

Tratamiento homeopático

En los primeros síntomas empezamos con Rhus toxicodendron 15 CH y Poumon histamine 15 Ch.

Cuando aparecen las costras se prescribe el Mezereum 5 CH y Antimonium tartaricum 9CH.


Publicado: 5 de Marzo de 2016